0

El zar de la música típica pronostica buenos vientos

SANTIAGO.-Como buen visionario y hombre de negocios, Aureliano Guzmán asegura que el merengue típico seguirá creciendo vertiginosamente en los próximos años.

“No es cierto que la música típica no ha avanzado, quien dice eso no conoce nada sobre la historia de este género, todo lo contrario este ha crecido bastante y seguirá dando pasos firmes porque cada día más la gente joven se interesa, baile y disfruta del ritmo vernáculo”, explicó Guzmán.

Considerado como el mayor propulsor del género, Aureliano se siente confiado y seguro dentro de la industria típica, ya que entiende el género cuenta con millones de seguidores a nivel mundial.

Otro fenómeno que ha impactado a Guzmán ha sido la cantidad de jóvenes norteamericanos pero con descendencia dominicana que han formado sus agrupaciones típicas en Estados Unidos, lo que le indica el género sigue fortaleciéndose.

“Actualmente los grupos se viven reinventado, haciendo vídeos clip, lanzando nuevos temas, producciones discográficas, canciones inéditas, giras internacionales y las presentaciones a casa llena, entonces eso nos dice que seguirá creciendo a una escala incalculable”, comentó el empresario artístico.

Guzmán, quien fue el primero en atreverse a llevar la música típica a las emisoras de FM a su llegada al país en 1987, pronostica para los próximos años la llegada del género a otros continentes como el Asiático y la visita de nuevas agrupaciones a Europa, ya que solo Krisppy ha tenido la oportunidad de viajar a este importante destino.

Recuerda que en sus primeras incursiones dentro del ritmo, negocio que inició por pasión y por ser fanático de la música típica, las agrupaciones tocaban por cinco mil pesos, solo sonaban en emisoras de AM y vendían las presentaciones en las mismas fiestas con un talonario informal, por lo que manifiesta “entonces si hemos avanzado”.

Dentro de su selecto portafolio de artistas ha tenido la oportunidad de manejar las carreras de David David, Toribio de la Cruz, José el Calvo, Lupe Valerio, entre muchos otros.

Ya para el 1998 llega a su empresa El Prodigio con su banda típica y luego se une Jovanny Polanco, La Selección Típica, Banda Libre, Wilman Peña, Jayson Guzmán y otros que han estado bajo su mando.

“A final de los 90 la industria se vuelve más poderosa y comienza la fiebre por lo típico dentro de la juventud, lo que de inmediato le imprimió otro sello al ritmo y otra forma de innovar y fusionar”, comentó.

En los albores de 2000 las agrupaciones típicas comenzaron a cotizarse y tomar gran auge, llegando a tocar hasta 60 fiestas al mes.  “Llegamos a tener hasta cinco bailes al día por la demanda tan grande que existía en esos años”, enfatizó.

A partir del 2004 surgen nuevos fenómenos y se fortalece mucho más el género, con el estilo inconfundible de Krisspy y la llegada de nuevas tendencias como la de Kerube Ortiz, Banda Real, Urbanda, Robert Liriano y otros con una línea típica mucho más ligera.

“Lo importante es conocer y valorar la historia de la música típica en el país, reconocer el talento de nuestros músicos y valorar en su justa medida a quienes han forjado las páginas doradas de la industria típica”, dijo Guzmán.

A pesar que se siente sumamente agradecido por muchos de los que en su momento ayudó para que hoy fueran grandes artistas, de algunos ha recibido el maltrato de ignorar sus aportes, pero asegura que a todos los admira y los respeta de igual manera.

Bernardito fermin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *